lunes, 5 de septiembre de 2016

Lucí más joven sin cirugía

Cada vez más hombres empiezan a preocuparse por su aspecto y el verse bien ya no sólo es terreno femenino.

Thermage consigue que la piel masculina sea visiblemente más lisa, proporcionando unos resultados naturales y sutiles que mejoran el aspecto general del rostro.

Se trata de un procedimiento no invasivo, indoloro y ambulatorio que trata la flaccidez facial en una única sesión, con resultados parecidos a un lifting.

Su uso mejora notablemente el estado de la piel, sin alterar los rasgos.

¿Cómo actúa? Mediante la emisión de radiofrecuencia, calienta las capas inferiores de la piel y provoca la contracción del colágeno y de elastina, moléculas encargadas de constituir la matriz que soporta las estructuras de la piel y da forma al contorno facial. Así, se forman nuevas fibras que toman el lugar de las ya envejecidas.

Esta retracción de las fibras de colágeno, sumado a la producción de nuevas fibras es lo que genera un efecto lifting en las zonas caídas.

¿Cómo es el procedimiento?

Se realiza en una sola sesión y es muy simple: no requiere análisis previos, tests de alergia ni el uso de anestésicos. El paciente se acuesta en una camilla durante 1 hora, tiempo en el cual puede conversar con el médico, quien antes de aplicar el calor le dibuja una grilla sobre la piel con tinta lavable, que va a servir de guía para la aplicación de los pulsos. El equipo emite energía por radiofrecuencia con una sofisticada punta descartable que se apoya directamente sobre la piel. Su sistema emite un efecto frío-calor-frío para provocar la contracción del tejido y la remodelación del colágeno y de la elastina.

Los resultados: mejora notoriamente la calidad general de la piel, la flaccidez cutánea y las arrugas superficiales a moderadas.

Reduce los signos de envejecimiento de la piel, dándole una apariencia más fresca y juvenil.

Es un tratamiento ideal para aquellos que no quieren o no pueden operarse, para quienes deseen hacer prevención del envejecimiento cutáneo y para los que aún no necesitan pasar por un quirófano pero desean un cambio. En el lifting se llega al nivel muscular pero no se hace nada con la calidad de la piel. En cambio, Thermage actúa a nivel de la dermis, tensando y mejorando la calidad del colágeno, lo que produce la retracción cutánea y un cambio significativo en el aspecto general de la piel.

Para solicitar un turno de consulta, hace click acá…