lunes, 4 de julio de 2016

¿Querés tener la piel firme, uniforme y radiante?

El Láser de CO2 es el procedimiento por excelencia para realizar un resurfacing cutáneo, mejorando la apariencia de arrugas, poros dilatados, hiperpigmentaciones, cicatrices de acné y otro tipo de cicatrices.

El láser de CO2 permite:

1. Mejorar considerablemente la calidad de la piel: textura, luminosidad, manchas, imperfecciones y poros abiertos.

2. Mejorar arrugas superficiales y medias.

3. Lograr un efecto de tensado cutáneo, por lo que la piel se torna más firme y elástica.

4. Enlentecer el envejecimiento cutáneo por el efecto de síntesis de colágeno, produciendo un rejuvenecimiento interno y de calidad de la piel.