lunes, 6 de junio de 2016

TIPS PARA UN AFEITADO PERFECTO

-El momento óptimo para afeitarse es después de la ducha, ya que con el agua caliente los poros se dilatan y el vello se ablanda, haciendo así más fácil y menos abrasivo el afeitado.

-Antes de afeitarte, aplícate un gel o espuma de afeitar y déjalo actuar durante unos minutos. Así conseguirás que toda la zona esté adecuadamente protegida y el vello suficientemente hidratado.

–El afeitado conviene hacerlo en la dirección del crecimiento del pelo para que sea menor la irritación.

–Para cerrar los poros y dejar la piel más suave, es ideal lavarse la cara con agua fría después del afeitado.

–Los after-shaves que contengan principios activos calmantes, como el aloe vera, son fundamentales para minimizar la irritación. Evitá las formulaciones que contengan alcohol.  Recordá que debes aplicarlo al final, sobre la piel seca y con ligeros toques.

-Por último, de vez en cuando conviene estar uno o dos días sin afeitarse para facilitar que la piel descanse y se recupere.