lunes, 6 de junio de 2016

Limpieza facial: ¿por qué hacerla y cuándo?

La limpieza facial es uno de los pasos básicos de toda rutina de belleza, mediante el cual se eliminan restos de maquillaje y otros residuos que se pegan en la piel por su constante exposición a todo tipo de agentes contaminantes.  El consumo de alcohol o tabaco, unaalimentación inadecuada, la polución ambiental y las propias secreciones de la piel están en el origen de las impurezas que aparecen en nuestra piel y que dificultan e incluso llegan a impedir que la piel se regenere adecuadamente.

Eliminar estas impurezas y hacer así posible una buena salud cutánea es imprescindible como paso previo a cualquier tratamiento facial específico.

La piel del rostro es muy delicada y requiere de una limpieza diaria para mantenerse joven, saludable y radiante. Sin embargo, dicha limpieza no debe ser excesiva y se debe hacer de forma correcta para no afectar los aceites naturales de la piel. Lo más conveniente es limpiar la piel del rostro por la mañana y en la noche, idealmente con productos suaves, no abrasivos y dermatológicamente testeados. 

Te recomendamos:  Cleanser emulsión de limpieza, ideal para todo tipo de piel, incluso pieles sensibles e intolerantes.