viernes, 5 de febrero de 2016

Plan Verano

La celulitis se define como una alteración del tejido subcutáneo que provoca nódulos y depresiones dando lugar a la conocida piel de naranja. Las áreas con tendencia a la celulitis contienen una concentración más elevada de adipocitos que alteran la zona de forma estructural y arquitectónica. Este cambio celular en los adipocitos, se debe a que en las células del área afectada, no ocurre un drenaje adecuado. Como consecuencia de esto, las células grasas aumentan su tamaño, se tornan rígidas y se inflaman, provocando problemas linfáticos y circulatorios.

Estas alteraciones circulatorias pueden agravarse por trastornos de la alimentación, el sedentarismo, el embarazo, el estrés, ….

Es muy frecuente en mujeres, pero también se presenta en hombres.

El 90 por ciento de las mujeres se encuentran afectadas, y suele aparecer desde la pubertad. Esto es debido a que las mujeres tienen mayor cantidad de grasa corporal (27%) con respecto a los hombres (15 por ciento), y también por los cambios hormonales que atraviesan las mujeres.

Podemos distinguir tres tipos de celulitis, que pueden presentarse en una misma persona.

1. Celulitis blanda o flácida: se presenta en personas que sufren cambios bruscos de peso y que no suelen hacer ejercicio. Con una apariencia flácida, se hunde al tocarla y comúnmente se mueve con cada cambio de postura, rara vez duele pero puede llegar a provocar una sensación de pesadez.

2. Celulitis dura o compacta: más frecuente en personas jóvenes. Al palpar la zona genera dolor y el tejido se encuentra encapsulado, lo que hace que sea difícil de pellizcar.  Muchas veces se acompaña de estrías.  Es la más difícil de combatir.

3. Celulitis edematosa: se localiza en las piernas, que se hinchan y pierden su forma. Casi siempre está acompañada de problemas circulatorios y se acompaña de dolor.

Debido a su origen multifactorial, es importante tratar esta afección en forma integral, mediante DIETA SALUDABLE+ EJERCICIO + TRATAMIENTOS ESTÉTICOS.

Los buenos hábitos son fundamentales. Llevar una dieta equilibrada y realizar actividad física son claves!

A lo largo de los años hemos utilizado diversas tecnologías hasta llegar a la manera más eficaz de tratar en conjunto la celulitis y la flacidez: nuestro método combina tecnologías de vanguardia para alcanzar más y mejores resultados en menos sesiones. Hoy, la aparatología de última generación concentra varias tecnologías en un único aparato, y en una sesión se pueden tratar varios problemas. De esta forma se realizan tratamientos de pocas sesiones con resultados más rápidos y eficaces.

Para conocer mas acerca de Velashape II hace click aquí

Para conocer mas acerca de Freeze hace click aquí