lunes, 26 de octubre de 2015

Reduci centímetros, reafirmá y remodelá tu figura

Muchas veces pasa que durante el invierno uno se relaja y se olvida de los cuidados para mantener la figura.  Hasta ahora el cuerpo ha estado cubierto por ropa, por lo que es muy probable que no te hayas dado cuenta de los cuidados que está reclamando: flacidez, celulitis, adiposidad localizada. No esperes al verano para estar divina. Lo ideal es prepararse con tiempo y sin apuros.  Ahora es el momento perfecto para comenzar los tratamientos.

La flacidez es la pérdida del tono y firmeza de la piel. Con la edad la piel va perdiendo sus componentes: colágeno y elastina; y con ello va apareciendo la flacidez en mayor o menor medida.  Se trata de uno de los signos mas inestéticos del envejecimiento cutáneo y puede empeorar debido a factores como la exposición solar, una dieta pobre en proteínas, la pérdida abrupta de peso, post-embarazo, cambios hormonales, consumo de cigarrillo, etc…

La celulitis es una alteración del tejido adiposo  subcutáneo adiposo  (que se manifiesta como depresiones y nódulos dando el aspecto de ¨piel de naranja¨. Es un trastorno de la micro-circulación por el que la grasa no está bien irrigada ni nutrida. Puede ser más edematosa, flácida o asociada a adiposidad localizada.  Está determinada genéticamente, y se modifica por factores como el estilo de vida, cambios hormonales, malos hábitos posturales…

La adiposidad localizada es el acúmulo de tejido graso en determinadas zonas del cuerpo que provocan una alteración estética del contorno corporal. Se relaciona con el desarrollo hormonal, siendo generalmente hereditaria. Suele afectar la forma del contorno corporal a los costados de los glúteos y constituye el clásico pantalón de montar.  Es rebelde a los cambios de hábitos alimentarios y al ejercicio físico

A la hora de tratar celulitis, flacidez y adiposidad localizada en zonas rebeldes;  lo más aconsejable es actuar a diferentes niveles y realizar tratamientos integrales. Existen distintos tratamientos que degradan la grasa y técnicas que actúan sobre la micro-circulación, como la radiofrecuencia, el vacuum, infrarojo, el drenaje linfático y la mesoterapia. Una vez hecha la valoración por nuestros especialistas,  explicarán y recomendarán la mejor combinación posible de las diferentes tecnologías en medicina estética corporal para obtener los mejores resultados.

Pedí un diagnostico personalizado haciendo click aquí