lunes, 1 de junio de 2015

Piel de invierno “Lo que tenés que saber para cuidarla durante esta estación”

A pesar de que la piel cuenta con sus propios medios de protección, el frío y el viento la pueden debilitar provocando varias alteraciones en la piel e incluso acelerar el proceso de envejecimiento cutáneo.

Los factores climáticos adversos y los cambios bruscos de temperatura a los que es sometida la piel en invierno la dejan vulnerable frente a las agresiones externas. El frío provoca una gran deshidratación cutánea. Se enlentece la renovación celular, por lo tanto la capa formada por las células muertas aumenta e impide que la secreción sebácea llegue con facilidad a la superficie cutánea para lubricar y nutrir la epidermis, dejando la piel seca y sensible. Además la humedad relativa del ambiente baja a causa de la calefacción y provoca la evaporación del agua de la piel.

Los signos y síntomas que aparecen son la resequedad, la descamación, la falta de brillo, la irritación (ardor y tirantez), la acentuación de arrugas e incluso la aparición de pequeñas grietas o fisuras.

Las zonas más afectadas son aquellas áreas descubiertas con mayor exposición directa al frío como el rostro, los labios, las orejas y las manos.  También es común que las piernas y los pies se vean afectados, en especial en personas mayores que presentan una deficiente circulación que  es acentuada en el invierno.

Para cuidar la piel en invierno te recomendamos tomar estas medidas generales de cuidado:

- Realizar baños cortos (no más de 10 minutos) y con agua tibia.

- Evitar el uso de jabones muy irritantes y abrasivos.  Preferir jabones hidratantes o productos syndet (que son limpiadores suaves sustitutos del jabón, con un pH cercano al fisiológico de la piel).

- Inmediatamente luego del baño, aplicar una crema hidratante que contenga ingredientes emolientes como por ejemplo: ceramidas, urea, ácido láctico, manteca de karité, manteca de cacao, aceite de almendras, aceite de rosa mosqueta…

- Usar ropa que proporcione un abrigo adecuado, pero evitando el roce directo con ropa de lana o de fibras sintéticas (lycra, poliéster) en la piel afectada.  Elegir telas transpirables naturales como el algodón y la seda para la primera capa de ropa en contacto con la piel.

- Ingerir abundante agua (2-3 litros diarios) para mantener la piel hidratada y aumentar el consumo de ácidos grasos omega 3 (ácidos grasos esenciales que refuerzan la barrera cutánea y que se encuentran en alimentos como el salmón, las sardinas, las nueces, la linaza, y el brócoli)

Con respecto al cuidado específico del rostro, recomendamos utilizar limpiadores suaves (leches o emulsiones de limpieza), no exfoliar la piel en exceso: máximo una vez por semana, evitar los tónicos que contengan alcohol y elegir cremas hidratantes que contengan ingredientes emolientes.  Además, no olvidar utilizar protector solar con FPS mayor a 30 incluso en el invierno.  Los rayos solares empeoran la resequedad cutánea y aceleran el proceso de envejecimiento cutáneo.

La época de invierno es el momento ideal para realizar un tratamiento láser, ya que la exposición solar es menos intensa y las bajas temperaturas ayudan a que el tiempo de recuperación sea más cómodo y agradable, reduciendo los efectos adversos, como por ejemplo: la hiperpigmentación post-inflamatoria.

El Láser fraccionado FRAXEL RESTORE DUAL es ideal para tratar el fotoenvejecimiento (envejecimiento causado por el sol), arrugas superficiales, medias y profundas, en especial aquellas líneas finas alrededor de los labios, las famosas ¨ patas de gallo¨ y las arrugas de la frente. Regenera y rejuvenece la piel del rostro, cuello, escote y manos. Elimina y disminuye manchas.  Debido a la síntesis de colágeno que ha sido inducida, la densidad de la piel mejora notablemente y  se torna más firme y elástica. Las líneas finas se borran,  las arrugas más marcadas disminuyen y se produce un efecto tensor en la piel.  La superficie cutánea se vuelve más lisa y suave al tacto. El tono de la piel se vuelve más rosado y uniforme.

Si queres conocer más acerca de Fraxel hace click aquí