lunes, 1 de junio de 2015

Llegó el invierno: ¡Una oportunidad para mejorar y rejuvenecer tu piel!

Los láseres dermatológicos constituyen un avance tecnológico de vanguardia para poder tratar muchas enfermedades cutáneas así como problemas estéticos de la piel. La época de invierno es el momento ideal para realizar este tipo de tratamiento ya que la exposición solar es menos intensa y las bajas temperaturas ayudan a que el tiempo de recuperación sea más cómodo y agradable, reduciendo los efectos adversos, como por ejemplo: la hiperpigmentación post-inflamatoria.

La nueva tendencia en tratamientos dermatológicos para el rejuvenecimiento de la piel son los láseres fraccionados.  Dentro de ellos, uno de los láseres más revolucionarios, eficaces y versátiles es el láser fraccionado de CO2 llamado "CO2RE".

El CO2RE es ideal para tratar el fotoenvejecimiento (envejecimiento causado por el sol), aquellas arrugas superficiales, medias y profundas, las famosas “patas de gallo” y las arrugas de la frente. Regenera y rejuvenece la piel del rostro. Elimina y disminuye manchas;  además corrige cicatrices y cicatrices de acne.

¿Cuáles son los resultados? Debido a la síntesis de colágeno que ha sido inducida, la densidad de la piel mejora notablemente y  se torna más firme y elástica. Las líneas finas se borran,  las arrugas más marcadas disminuyen y se produce un efecto tensor en la piel.  La superficie cutánea se vuelve más lisa y suave al tacto.

En el caso de cicatrices, las mismas se vuelven menos notorias y menos profundas.

Los resultados se comienzan a observar a las 3-4 semanas de realizado el tratamiento.

Sin embargo, la inflamación controlada que ha producido el láser en la piel hace que ésta siga mejorando aun después y por un periodo de hasta 6 meses, al cabo del cual si uno lo desea puede repetir el procedimiento para obtener mejores resultados.

Sobre el funcionamiento del CO2RE: Este laser fraccionado produce cientos de puntos y perforaciones microscópicas en la piel, generando la renovación del tejido y la estimulación para la producción de colágeno nuevo. Como quedan áreas de piel sana alrededor de cada punto, la recuperación es más rápida logrando el recambio de la piel en 7-14 días, dependiendo de la intensidad y la profundidad con la que se trabaje.

La eficacia de este tratamiento se basa principalmente en la estimulación de la síntesis de colágeno.

Solicitá un turno de consulta haciendo click aquí.