lunes, 6 de abril de 2015

¿Quéres una piel más suave, uniforme y firme?

Navegar por el mundo de los tratamientos anti-age puede ser difícil, especialmente si no estás informado acerca de cómo trabaja cada método. A medida que envejecemos, ocurren tres grandes cambios: la pérdida de volumen, los cambios en la textura cutánea y la pérdida de la firmeza y la elasticidad.

Si tenés la piel madura y dañada por el sol con flacidez leve a moderada, "Los láseres ayudan a mejorar la textura y el tono de la piel, incluyendo arrugas y líneas finas, y manchas como consecuencia de la exposición solar, el paso del tiempo, el estrés y el estilo de vida"

¿Cómo funciona realmente un láser? Hoy en día contamos con láseres no ablativos (que no dañan la capa externa de la piel) y los ablativos (que crean micro-daños en la capa externa de la piel en forma controlada).

La nueva tendencia en tratamientos dermatológicos para el rejuvenecimiento de la piel son los láseres fraccionados, debido a su mejor perfil de seguridad y su menor tiempo de recuperación con respecto a los antiguos láseres continuos.

Los láseres ablativos fraccionados ayudan a revertir los signos del daño solar, mejoran la textura cutánea y disminuyen las arrugas finas, mediante la creación de múltiples orificios de daño térmico en la piel. El cuerpo reconoce la lesión y, en un esfuerzo para reparar el daño, genera nuevo colágeno. Como resultado, el nuevo colágeno genera una piel más suave, uniforme y firme en los próximos meses.


Para conocer más sobre los diferentes tratamientos con luz y/ o láser:

Luz pulsada intensa (IPL) hace click aquí

Fraxel Restore Dual hace click aquí