jueves, 11 de febrero de 2016

En la zona del “pantalón de montar” la grasa parece acumularse ahí a pesar de cualquier intento que hagamos por detenerla.

Eliminala para siempre con Coolsmooth, la última incorporación al sistema CoolSculpting®. La primera y única solución no quirúrgica clínicamente probada y diseñada para la reducción de la grasa de los muslos exteriores.

¿Cómo funciona CoolSmooth ™?

Utilizando la misma tecnología innovadora de Criolipolisis®, el aplicador CoolSmooth ™ destruye las células grasas mediante el enfriamiento y la congelación controlada sin la aplicación de vacío, tratando fácilmente los cúmulos de grasa con un diseño cómodo que se ajusta a la medida de cada paciente. Debido a que las células grasas son más susceptibles al frío que otros tejidos del cuerpo, la congelación de la adiposidad permite eliminar la grasa sin afectar el tejido circundante. Después del procedimiento CoolSmooth ™, el cuerpo metaboliza en forma natural las células de grasa destruídas. 

A diferencia de los procedimientos quirúrgicos, CoolSmoothTM te permite volver de inmediato a tus actividades diarias.

En un estudio clínico realizado recientemente con el nuevo CoolSmooth™, los pacientes recibieron tratamientos en el muslo exterior de forma unilateral. El 86% de las pacientes notaron la reducción de grasa visible después de un solo tratamiento y el 86% de los pacientes estaban satisfechos con los resultados. Es de destacar que el 89% de los pacientes tratados recomendarían este procedimiento.

Combinando el aplicador CoolSmooth™ con el aplicador CoolFit™ , lanzado el año pasado y diseñado para tratar la parte interna del muslo, ahora se puede tratar  la zona de los muslos de forma completa con CoolSculpting®.

Este innovador protocolo que congela las células de grasa y las elimina de forma natural, consigue eliminar hasta el 30% de la grasa en una sola sesión. La tecnología CoolSculpting® es segura y es la única y auténtica aprobada por la FDA y la CE para la eliminación de la grasa localizada con frío.

Sus resultados son visibles a partir de la tercera semana, consiguiendo reducir el pantalón de montar sin necesidad de cirugías ni agujas. ¿Querés ser la primera en probar este innovador tratamiento?

Hace click aquí.