domingo, 18 de enero de 2015

El ácido hialurónico y la hidratación de la piel

El sol, el cloro, el agua del mar y los cambios bruscos de temperatura son los principales enemigos de la piel durante el verano. Una correcta hidratación es imprescindible para mantener la salud y la belleza de la piel y retrasar el envejecimiento precoz.

El ácido hialurónico es un componente natural de nuestra piel, que se caracteriza por su enorme capacidad para retener el agua  (retiene un porcentaje equivalente a miles de veces su peso) y, gracias a ello, desarrolla una acción fundamental: reconstituye las fibras que sostienen los tejidos de la piel. Debido a esta propiedad, este ácido es responsable de mantener nuestra piel en perfectas condiciones de hidratación y elasticidad.

Sin embargo, con el paso del tiempo nuestro organismo va disminuyendo muy significativamente su capacidad para producir este ácido tan beneficioso y, como consecuencia, nuestra piel ya no puede retener igualmente el agua y se reseca, perdiendo luminosidad y elasticidad, con lo que aparecen las arrugas y la tonalidad deja de ser uniforme.

Por ello, los productos que contienen ácido hialurónico ayudan a nuestra piel en algo tan fundamental como es mantener un nivel de hidratación adecuado.

Para revitalizar e hidratar tu piel, te recomendamos RESTYLANE SKINBOOSTER: nuevo concepto de hidratación profunda que rejuvenece la piel desde adentro.  El tratamiento consiste en microinyecciones de ácido hialurónico en dermis,  restaurando el hidrobalance de la piel y mejorando su elasticidad y estructura, dándole un aspecto fresco y natural.  Además logra suavizar arrugas finas y mejorar el aspecto de pliegues que se acentúan con la deshidratación.  

Se pueden tratar rostro, cuello, escote y dorso de manos.

El tratamiento consta de tres sesiones con intervalos de un mes, y los resultados son muy naturales.  Un tratamiento con Restylane generalmente durará entre 6 a 12 meses.

Pedí tu consulta haciendo click aquí.