martes, 1 de julio de 2014

Invierno a favor: cómo mejorar tu piel

En Clínica Lemel contamos con una batería de procedimientos para prevenir y retrasar el envejecimiento (arrugas, daño solar, manchas..) así como también para tratar cicatrices y estrías, y mejorar notablemente la calidad de la piel.

La piel, década a década

Pasados los 30 años, la pérdida de colágeno y elastina hace que se hagan más notorios el surco nasogeniano y las líneas de la frente. Además, pueden aparecer manchas y telangiectásias, que son dilataciones de pequeños vasos.

Entrando en los 40 la piel pierde elasticidad, se torna más flácida y los poros tienden a dilatarse. Los labios pierden volumen y aparecen líneas que parten de la comisura de los labios hacia abajo (llamadas de marioneta).

A los 50, con la llegada de la menopausia, disminuye la cantidad de estrógenos y de progesterona. Esta es la principal causa de envejecimiento; la piel se vuelve más delgada, aparecen mayor cantidad de surcos en toda la cara y en el entrecejo, líneas que dan sensación de "enojo". En esta etapa, las líneas de marioneta se acentúan aún más.

Actualmente existen tecnologías de vanguardia, que junto a un adecuado diagnóstico médico y un tratamiento diseñado de manera personalizada pueden dar respuestas altamente eficaces a estas afecciones que tanto preocupan a quienes desean verse bien. De esta forma se postergan y retrasan las intervenciones quirúrgicas, evitando también todas sus complicaciones (riesgos, tiempos de recuperación, resultados irreversibles, etc.).

Pixel RF es un tratamiento muy efectivo para el tratamiento no invasivo
 de rejuvenecimiento y tensado de la piel, así como para la reducción de arrugas.  Además, mejora drásticamente la apariencia de estrías 
y cicatrices de acné sin hacer una ablación de tejido y sin largos períodos de recuperación.

¿Cómo funciona?

De cada punta (píxel) de la pieza de mano, en contacto con la piel y el aire, se forma un arco de microplasma, que crea en forma controlada múltiples micro perforaciones y zonas de daño térmico en una mínima porción de piel de la zona a tratar. El tejido no afectado comienza el proceso de reparación que ocurre a través de las células intactas de la piel circundante, fibroblastos y células epidérmicas.

El tensado y suavizado de la piel se produce gracias a la generación de nuevo colágeno.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Se recomiendan entre 3 y 5 sesiones, que deben realizarse cada tres semanas. Gracias a la combinación de la tecnología en movimiento (in-motion) y el uso de un tip en forma de rodillo (Roller tip) se puede tratar  la cara completa en menos de diez minutos y con mínimas molestias para el paciente.

Los resultados se notan desde la primera sesión. El cambio es progresivo y al finalizar el tratamiento se reducen notablemente las cicatrices y mejora la calidad y textura de la piel. Además, la superficie de la piel se vuelve más suave y firme.

¿En qué consiste el post-tratamiento?

El paciente presenta dos días de enrojecimiento (eritema), como si hubiera tomado sol. Y otros dos a tres días con la piel tirante (acartonada) y seca, por lo que se recomienda el uso de abundante crema hidratante y protector solar.

¿Es un tratamiento seguro?

Pixel RF está aprobado por la FDA, CE y ANMAT. Brinda resultados seguros y efectivos para todo tipo y color de piel.

Si queres conocer más acerca de Pixel hace click aquí