lunes, 23 de junio de 2014

Llegó el invierno: una oportunidad para mejorar tu piel

En los meses de baja temperatura es preciso adoptar una serie de hábitos para evitar la sequedad, el enrojecimiento y la descamación de la piel. Además, es el momento ideal para realizar tratamientos específicos de invierno, ya que la exposición solar es menos intensa y las bajas temperaturas ayudan a que el tiempo de recuperación sea más cómodo y agradable, reduciendo los efectos adversos, como por ejemplo, la hiperpigmentación post-inflamatoria.

En el consultorio:

Una de las maneras mas conocidas y mas eficaces para conseguir una textura suave y luminosa en la piel es el IPL (Luz Pulsada Intensa), tratamiento que también es conocido como foto rejuvenecimiento o Photofacial. Con esto, nos referimos al proceso de utilización de las ondas del espectro de luz visible para conseguir una piel radiante, saludable, suave y rejuvenecida. Sus beneficios sobre la piel son:

-Mejoría de manchas rojas, manchas solares y arrugas

Las personas que lo han utilizado generalmente notaron que su piel tiene menos manchas solares y arrugas, menos manchas rojas y un aspecto más luminoso. Este tratamiento es una excelente herramienta para ayudar a revertir los efectos de la edad y el sol.

-Corrige la decoloración de la piel provocado por la exposición excesiva al sol

La fotoexposición produce daño acumulativo en la piel, y por lo tanto la aparición de manchas oscuras y la pigmentación irregular. IPL ayuda a deshacerse de la decoloración de la piel, proporcionando así un tono de piel uniforme.

Cuidados de la piel en casa:

El invierno es el momento ideal para reforzados los cuidados y mantener la piel hidratada a través de cremas y mascarillas:

•En las pieles secas debemos usar productos que tengan más grasa en su composición y por lo tanto sean más oclusivos para evitar la pérdida transepidermica de agua en la piel y retener la humedad protegiendo la barrera de la piel, lo que combatiría la sequedad.

•En las pieles sensibles, debemos buscar productos específicos para este tipo de piel, evitar productos y tratamientos que la irriten, por ejemplo excesivo rozamiento, calor, frío y fuertes exfoliaciones que producirían más eritema.

•Y para las pieles mixtas es necesario balancear la falta de agua y el exceso de gratitud que tienen, tratando por separado estas dos zonas. Exfoliar la piel regularmente para prevenir los brotes en la zona T. En estos casos siempre optaremos por productos basados en agua, como geles y emulsiones livianas.

Otros aspectos a tener en cuenta en esta época del año:

Elegir concentrados con FPS 15 como mínimo. Una buena opción la representan las cremas BB, sus siglas respondes a blemish balm, algo así como un bálsamo perfeccionador de la piel cuyo objetivo es alcanzar el tono natural de la piel cubriendo todo tipo de imperfecciones de la cara como manchas, granitos, cicatrices, arrugas. También se la conoce como crema efecto bebe porque alisa e ilumina la piel dejándola más tersa y de un tono uniforme. Suma propiedades reparadoras, nutritivas y fotoprotección.

Mantener una buena higiene de la piel con productos emolientes y no abrasivos.

•Al igual que durante el verano, es necesario tomar más de dos litros diarios de líquido, principalmente de agua, sumar infusiones y sopas, y acompañar con una dieta rica en frutas y verduras.

Además de la cara, es necesario proteger también el cuerpo, en especial el escote, las manos, las rodillas y los codos.

Intentar evitar la exposición persistente al calor y a los cambios bruscos de temperatura en ambientes con calefacción excesiva o con el agua de la ducha demasiado caliente.

Vacaciones en la nieve: el FPS de la pantalla no deberá ser inferior a 35 o 40, según el tipo de piel. Es necesario repetir la aplicación cada dos horas o cada hora y media (en las más claras y sensibles). Tampoco hay que olvidarse de proteger los labios, con barras con FPS, ni omitir el uso de pantallas en días nublados: los rayos ultravioletas pasan a través de las nubes, y aún a través del vidrio. Por eso, sólo sirven los anteojos de sol con protección UV.

Los días de sol menos intensos son los propicios para recurrir a todos los procedimientos que renuevan la superficie de la piel. El láser; el pulido con punta de diamantes; todos los peelings, especialmente los más fuertes (con ácido glicólico; retinol, y ácido mandélico). Es el momento para sacar manchas rosas (telagectasias) o por fotodaño (lentigos solares, melasma); tratar hiperpigmentaciones y el fotoenvejecimiento.


Si queres conocer más acerca de IPL hace click aquí