lunes, 19 de mayo de 2014

ESTRÍAS ¿Qué hay de nuevo en su tratamiento?

Las estrías son aquellas molestas marcas en la piel de color rojo-violáceo, rosado o nacarado que se producen por el adelgazamiento y hundimiento localizado de la piel.  Si bien no constituyen un problema médico, son uno de los problemas estéticos más frecuentes en las mujeres.

Suelen aparecer durante el embarazo o en las diferentes etapas de la vida como consecuencia del estiramiento de la piel. Estas lesiones se presentan en formas lineales o en bandas y se presentan con mayor frecuencia en áreas de grandes pliegues cutáneos: mamas, abdomen y región periumbilical, glúteos, cara interna del muslo, etc... Se producen como resultado de una rotura y pérdida parcial de fibras de colágeno y elastina en la región afectada, dando lugar a una disminución de la elasticidad cutánea y cediendo dicha área a las fuerzas de tensión generadas por los movimientos musculares.

Aunque el origen de las estrías no está completamente aclarado, se han implicado como factores desencadenantes los cambios de peso abruptos, el embarazo, la adolescencia y la pubertad (cuando hay un aumento de estatura importante), el aumento de hormonas corticoides, estrógenos y andrógenos (tanto las producidas por el propio organismo como las que se consumen como medicación).

Clásicamente se las clasifica en agudas o crónicas. Las primeras son ligeramente elevadas y de color rojo-violáceo, y las segundas son deprimidas y  color nacarado.

¿Cómo prevenir las estrías?Si bien, no es posible prevenirlas completamente, es posible disminuir las posibilidades de que se produzcan o empeoren.

Recomendamos:
-Evitar el aumento o pérdida de peso abruptos

-Durante el embarazo y adolescencia: humectar la piel con frecuencia de 2-4 veces por día realizando un suave masaje para mejorar la absorción.  Una piel hidratada es más resistente y elástica que una piel seca.

-Tomar 2-3 litros de agua diarios

-Evitar realizar ejercicios físicos bruscos que provoquen un estiramiento abrupto de la piel.

Si las estrías ya se instalaron, es preferible tratarlas lo antes posible, cuando aún están sobreelevadas y con color rojo-violáceo.

Actualmente existen numerosas alternativas para eliminar y mejorar el aspecto de las estrías.  Te presentamos lo último en su tratamiento.

En casa: por la noche, aplicar una crema con ácido retinoico al 0,1%.  El ácido retinoico estimula la síntesis de colágeno y acelera el recambio de piel, por lo que ayuda a mejorar el aspecto de las estrías. Por la mañana, aplicar una crema o serum con Vitamina C, seguido de un humectante.  La vitamina C es un importante cofactor en la producción de colágeno y un poderoso antioxidante.  Humectar la piel 2-4 veces al día realizando masajes circulares suaves.

En el consultorio:

-IPL: cuando las estrías son color rojo violáceo, la luz pulsada intensa ha demostrado ser un tratamiento eficaz. La IPL disminuye la vascularización de las estrías y estimula la síntesis de colágeno.    Se recomiendan 3-6 sesiones separadas por 3-4 semanas hasta frenar la progresión y eliminar el color de las estrías.

-Microdermoabrasión y peelings: en estadios tempranos, la microdermoabrasión seguido de peelings puede ayudar a mejorar y prevenir que las estrías avancen.

-Plasma rico en plaquetas: es lo más nuevo en el tratamiento de estrías.  El Plasma rico en plaquetas es una técnica de medicina regenerativa que permite utilizar los factores de crecimiento presentes de forma natural en las plaquetas del paciente para estimular la regeneración de las estructuras de la piel. 

Se trata de un derivado de la sangre, exclusivo y propio de cada paciente que estimula la producción de colágeno, elastina y tejido epidérmico, lo que se traduce en una piel más firme, luminosa y de mejor calidad

¿En qué consiste el procedimiento?
A través de una pequeña muestra de sangre del paciente, y sometiéndola a un tratamiento de centrifugado, se obtiene un concentrado de plaquetas, que posteriormente se aplica en la piel en forma de microinyecciones, estimulando así el proceso de cicatrización y favoreciendo la formación de nuevo colágeno.

Se realiza en el consultorio de forma ambulatoria y la sangre obtenida es preparada en el momento por hematólogos, mediante un procedimiento que sigue normas de bioseguridad e higiene precisas.

El número de sesiones se valorará para cada paciente en particular.  En general se requieren de 1-3 sesiones, y cada sesión dura aproximadamente 40 minutos.

Es un tratamiento sencillo, seguro y eficaz, con resultados que pueden observarse a las 3-4 semanas de aplicado, que se mantienen con el tiempo.

Cuando las estrías son nacaradas, es necesario acudir a tratamientos que lleguen a una mayor profundidad de la piel:

-Láser Fraxel Re:Store Dual funciona con dos tipos de láser diferentes en el mismo equipo, uno que trabaja en la zona más superficial de la piel (Fraxel Thulium) y otro a un nivel más profundo (Fraxel Erbium).  Repara daños profundos de la piel, estimulando la síntesis de colágeno, con la ventaja de presentar menos efectos adversos del tratamiento: menos dolor, menos enrojecimiento de la zona y mayor confort.  Se requieren de 3-5 sesiones separadas por un mes, dependiendo del caso, y el tiempo de recuperación es corto (en general de 2-3 días).

-Láser CO2 es un láser fraccionado que permite tratar todos los niveles de la piel, superficial y profundo en forma simultánea con precisión y control de la intensidad.   Mediante la ablación fraccionada y controlada de la piel, logra renovar la piel y estimular la síntesis de colágeno.  Tiene la ventaja de que requiere menos sesiones (con una a dos sesiones se pueden observar excelentes resultados), pero es necesario un mayor tiempo de recuperación (en general de 7 a 10 días).

Antes de iniciar un tratamiento, es fundamental consultar con un especialista en dermatología, para que evalúe y determine el mejor tratamiento o la combinación de tratamientos para cada caso en particular. 

Para saber mas sobre tratamiento para estrias hace click aqui