martes, 8 de abril de 2014

TIP ¿CÓMO RECONOCER CUANDO LA PIEL NECESITA UNA RENOVACIÓN CELULAR?

La piel recibe y acumula el daño producido por el sol, la polución ambiental, climas extremos, etc… y puede manifestar el deterioro con signos como el fotoenvejecimiento, la falta de luminosidad, la pigmentación excesiva, las manchas solares, deshidratación, poros dilatados, puntos negros, etc…

Si presentás alguno de estos signos, ahora es el momento ideal para lograr una renovación celular óptima, mediante una buena oxigenación y estimulación de la producción de colágeno en la piel.  Para ello lo mejor es combinar una microdermoabrasión seguido de un peeling.

La microdermoabrasión consiste en la exfoliación física de las capas más externas de la piel, eliminando células muertas y descamadas, permitiendo que las sustancias a aplicarse luego del procedimiento se absorban mejor. 

El peeling es un procedimiento dermatológico que elimina capas de piel mediante la aplicación de ácidos para estimular su regeneraración y mejorar su apariencia y textura.

La intensidad del peeling (superficial, medio o profundo) lo determina el especialista según el tipo de piel y los signos que se quieran mejorar.

¿CÓMO FUNCIONA?
Actúa por dos mecanismos principales: produce una exfoliación de las capas superficiales de la piel y estimula la circulación de la piel, favoreciendo su oxigenación.  El peeling produce una exfoliación y actúa recambiando y regenerando la piel, además de estimular la síntesis de colágeno.

¿QUÉ LOGRA?
Elimina las células dañadas y muertas, elimina la acumulación de pigmentos producida por la radiación solar, propicia la regeneración de los tejidos para rejuvenecer la epidermis y reactivar el colágeno logrando una regeneración celular. Lograrás una piel nueva, radiante y luminosa, de tono más uniforme y textura más regular.

PEELINGS FÍSICOS/ MECÁNICOS

Se realizan con instrumental de microdermoabrasión. La más usual es la punta de diamante.

PEELINGS QUÍMICOS
Son los que se hacen con la aplicación de ácidos, cuyo vehículo puede ser líquido, en gel o en máscara.

Según lo que quiera mejorar cada persona, el dermatólogo determinará qué ácidos utilizar y el tiempo que los dejará actuar. Posteriormente a la aplicación del ácido se realiza un tratamiento descongestivo, para desinflamar la piel y permitir al paciente regresar a la rutina normal.

Los ácidos se eligen teniendo en cuenta el tipo de piel, si la epidermis está engrosada, si hay vasodilatación y edema, rosácea, acné, arrugas y el tipo de manchas y líneas. También se considera si se realiza como complemento de otros tratamientos, como luz pulsada intensa, láseres fraccionados o cuidados domiciliarios con ácido retinoico o glicólico.


Para saber mas sobre Microdermoabrasión y Peeling hace click aqui