lunes, 14 de abril de 2014

¿Sabías cúan importante es seguir un orden con la rutina del cuidado de tu piel?

No sólo se trata de elegir el tratamiento adecuado a nuestro tipo de piel, sino de ser constantes y de seguir una rutina sabiendo cuándo y cómo aplicar cada uno de los productos que necesitamos.

Invertir en el producto adecuado para cuidar el rostro no es el único requisito para tener una piel saludable. Es fundamental tener una buena rutina, conocer la cantidad que debemos utilizar de cada tratamiento, su aplicación y, muy importante, el orden en que debemos aplicar cada producto.  Si no, el efecto puede ser precisamente el contrario: pieles poco hidratadas o demasiado grasas, hinchazón de los ojos o la aparición de acné o alergias.

A continuación, te explicamos el orden en que deberían aplicarse los productos:

-PASO 1 HIGIENE: Antes de la aplicación de productos sobre la piel, es fundamental realizar una buena higiene con un producto específico (como un gel para pieles grasas o una leche limpiadora para las más secas) y luego se puedo o no aplicar un tónico.  Los tónicos reestablecen el pH de la piel, y pueden contener ingredientes seboreguladores, tonificantes, etc...  Siempre elegir tónicos que no contengan alcohol, ya que las mismas deshidratan la piel.

-PASO 2 SERUMS: Los serums son los primeros tratamientos que se aplican en la piel completamente limpia. Suelen tener una textura muy ligera, con alta concentración de ingredientes activos, que favorece su absorción y actúan como base que prepara la piel para que ésta absorva todos los nutrientes que le vayamos a aplicar a continuación.

-PASO 3 CREMA HIDRATANTE: Tras el serum, se incorpora la crema hidratante en todo el rostro y cuello, excepto en el contorno de ojos. Debe aplicarse con un suave masaje, con los dedos extendidos y siempre del centro hacia fuera.

-PASO 4 CONTORNO DE OJOS: A continuación, es recomendable utilizar un producto para contorno de ojos por la mañana y la noche. Éste no se aplica en la zona de la ojera, sino en el hueso inferior del ojo, en muy pequeña cantidad para evitar que se hinchen y aplicando una presión suave con el dedo anular. Este masaje reactiva la circulación de una zona tan sensible y ayuda a que penetre mejor.

-PASO 5 PROTECCIÓN SOLAR: Por último, es imprescindible durante el día utilizar un buen protector solar de amplio espectro (UVB/UVA) con FPS mayor a 30, independientemente de la estación del año, y aplicado veinte a treinta minutos antes de la exposición solar sobre rostro, cuello, escote, orejas y dorso de manos. Lo ideal es renovarlo cada dos horas si se va a pasar el día al aire libre. En lo posible, tratar de evitar la exposición directa solar de 10-16hs.