martes, 18 de marzo de 2014

REPARACIÓN POST VERANO

Para muchos, el verano es definitivamente la mejor época del año: nos sentimos más relajados, disfrutamos de más tiempo libre y más horas de sueño.  Pero lamentablemente llega a su fin, y con él, se hacen visibles algunas secuelas que ha dejado en nuestra piel, como manchas, deshidratación, rugosidad, etc.

Con la vuelta a la rutina y al trabajo es el momento ideal para volver a conectarnos con todos los cuidados y prevenciones, y contrarrestar los excesos propios de las vacaciones. Y que lo único que te dejen las vacaciones sean buenos recuerdos!

A continuación, una guía con los tratamientos más novedosos y eficaces:

Para mejorar la piel del rostro dañada por el sol, lo más novedoso y efectivo es el láser fraccionado CO2RE. La principal diferencia con otros láseres es que justamente al ser fraccionado hace que el tratamiento sea menos invasivo y el tiempo de recuperación más rápido permitiendo a los pacientes volver rápidamente a su rutina diaria. Trata las arrugas más profundas y graves, así como cambios texturales de daño solar, manchas, y cicatrices quirúrgicas o traumáticas. La piel muestra una sobresaliente mejoría de la textura, luminosidad, elasticidad y uniformidad de la piel características de una piel joven, minimizando también las arrugas, cicatrices y favoreciendo la formación de nuevo colágeno que regenera los tejidos. Se puede utilizar en zonas delicadas como la piel de los párpados y alrededor de la boca.

LUZ PULSADA INTENSA, desde su aparición es uno de los preferidos por sus efectivos resultados a nivel superficial de la piel. Es una fuente de luz para lesiones vasculares, pigmentarias y fotoenvejecimiento. Se indica para tratar manchas, telangiectasias y estimular fibroblastos para mejorar la calidad de la piel. Devuelve brillo y luminosidad. ¿Ventajas? No quema la piel para sacar las manchas y es menos agresivo que un peeling. Se hace en dos a cuatro sesiones, en cara, cuello, escote y dorso de manos.

Un tratamiento menos intenso pero no por ello menos eficaz a la hora de tratar manchas -tanto solares como hormonales- es Cosmelan. Se trata de una máscara compuesta por principios activos despigmentantes de origen vegetal y químico, con un complejo inhibidor para anular el estímulo de la radiación ultravioleta en los melanocitos, disminuyendo la formación de melanina (el pigmento responsable de la formación de manchas en la piel). Además, cuenta con un complejo vitamínico antioxidante y neutralizante de radicales libres, estimulante de colágeno y de la renovación celular, y posee elementos exfoliantes que aceleran el proceso descamativo de la piel, para la eliminación de la melanina.  Sus resultados son una piel más fina y luminosa, con un tono más parejo. Mejora en general la apariencia de las líneas de expresión, suaviza arrugas, manchas y poros. Se puede llevar a cabo en cualquier época del año y es compatible con todo tipo de pieles, incluso sensibles o con acné. Sirve como un tratamiento en sí mismo y también como complemento ideal de terapias láser.

El pelo también es una de las grandes víctimas del sol, el mar y el cloro. Para lograr un fortalecimiento capilar, el láser vuelve a ser nuestro gran aliado. Esta zona se trabaja con un cabezal especial que produce vaso dilatación y actúa produciendo una mejoría del pelo, su engrosamiento y un aumento del brillo. Además, promueve la producción de una hormona (ADP) que induce al folículo a portarse como sano, en contra del patrón genético que hace que se debilite, se achique y muera.

Para complementar el tratamiento, se recomienda realizar sesiones de mesoterapia, que consiste en microinyecciones con aminoácidos y vitaminas, que son sustancias fortalecedoras del pelo. Sirve para evitar su caída, aumentar el crecimiento, y fortificar y mejorar la circulación del cuero cabelludo. Se hace una sesión semanal, en un total de ocho. Otro complemento clave es el uso de productos de cuidado en el hogar. EL shampoo de la Dra. Velia Lemel para pelo quebradizo repara, fortalece y afianza la estructura capilar debilitada, gracias a su fórmula que contiene colágeno y biotina (vitamina capilar H). Además, las cápsulas para el fortalecimiento capilar con aminoácidos ayudan a frenar la caída, fortalecer el crecimiento del pelo y mejorar el cabello con falta de brillo o volumen.

Por último, no debemos olvidar lo importante que es una buena rutina de cuidado diario en el hogar, tanto de día como de noche. La línea de cremas cosmecéuticas de células madre desarrollada por la Dra. Velia Lemel presenta una gran habilidad de rejuvenecer la piel y estimular a las células madre que se encuentran en ella. El extracto de células madre vegetales tiene la capacidad de proteger y reactivar eficazmente nuestras propias células madre dermoepidérmicas, fortaleciendo la estructura del tejido conjuntivo y mejorando la calidad y la textura de la piel.

Los productos de esta línea retrasan el envejecimiento celular, protegen contra el estrés oxidativo, reparan el ADN celular producido por los daños solares y combaten el envejecimiento. Las células madre utilizadas provienen de una rara variedad suiza de manzana llamada Uttwiler Spatlauber, que se cultiva exclusivamente en la región de Zimmerberg cercana a Zurich. Posee una extraordinaria longevidad y capacidad de regeneración gracias a su principio activo rico en taninos.