lunes, 21 de octubre de 2013

Como mantener una piel joven y saludable todo el año.

Continuando con el mes de la madre, en la nota anterior les contamos “cómo ser una mamá full time y no perder el glamour, característica distintiva de una madre moderna”, allí mencionamos los tratamientos no invasivos de sesiones rápidas que nos ayudan a lucir una piel joven y saludable, a pesar de las corridas y falta de tiempo para todo.
 
Ahora queríamos poner énfasis en los cuidados de la piel en casa, porque también exigen constancia y cuidados diarios. El secreto está, justamente en combinar procedimientos realizados en el consultorio con los cuidados de la piel en casa. Siempre les digo a mis pacientes que es fundamental el mantenimiento en casa: “Es como ir al dentista y lavarse los dientes todos los días para mantener los dientes limpios y sanos”.

Entonces, como punto de partida es importante efectuar una buena hidratación, usar protección solar e ingerir dos litros de agua por día. En casa, tanto en la cara como en el cuerpo, incorporar productos hidratantes, tensores y antiage.

A la hora de elegir qué productos utilizar, se debe tener en cuenta el tipo de piel. En las pieles secas se aconsejan las cremas, emulsiones en las normales a mixtas y geles en las grasas.

Para favorecer la absorción de los productos y mejorar la suavidad, es necesario retirar las células muertas una vez por semana mediante una exfoliación, seguido de la aplicación de activos que combatan el estrés oxidante y estimulen la generación de colágeno, ayuden a preservar la turgencia y humectación. Pueden usarse sustancias como soja, péptidos, algas, vitamina E y cafeína.

Por la mañana, en la cara, se sugiere aplicar cremas livianas, geles o sueros. También, cremas hidratantes que contengan matrixil y ácido hialurónico. Las ceramidas tienen la propiedad de humectar y las cremas con colágeno previenen las arrugas. De noche, agregamos sustancias de acción antiage (el ácido glicólico de acción hidratante ayuda a la síntesis de colágeno; mandélico para cutis sensible y pigmentado, o retinoico, que afina las secuelas de acné, cicatrices, arrugas y manchas).

Y también nos preguntamos ¿Qué tratamientos se pueden realizar en el consultorio? ¿Cuál es el más indicado? Los tratamientos no invasivos aportan soluciones muy efectivas sin necesidad de pasar por el quirófano. La buena noticia es que ha habido importantes avances tecnológicos en los últimos años que permiten prevenir o reducir los signos del envejecimiento. Son muchos los tratamientos que te permiten conseguir una piel de excelente apariencia, tantas opciones que puede ser difícil saber qué es necesario y, más importante aún, que funciona mejor. Por eso es sumamente importante la consulta con el médico dermatólogo, quien te indicara el tratamiento ideal para vos y con qué cremas poder complementarlos.