lunes, 23 de septiembre de 2013

Anticípate al verano, várices y arañitas, combatilas ya!

Llega el calor y es hora de mostrar las piernas.  Pero las várices y arañitas impiden que muchas mujeres puedan lucir sus piernas en shorts y vestidos cortos.  En Dra. Velia Lemel contamos con un nuevo equipo de profesionales que pueden asesorarte y tratarte. 

Las várices son vasos sanguíneos anormales dilatados de forma permanente, producidos por un debilitamiento en la pared del vaso sanguíneo.  Se observan como venas abultadas de color azul o violeta.  Las várices están rodeadas por finos capilares color rojo conocidos como arañitas o telangiectasias.  Éstas suelen aparecer en zonas del cuerpo sometidas a mayor presión como las piernas y también en zonas de piel fina como nariz y mejillas. 

¿Por qué se producen?
Las várices se desarrollan cuando las paredes de una vena sana se debilitan como consecuencia de que la vena se dilate y se acumule sangre dentro de ella. El aumento de la presión dentro de las venas o el mal funcionamiento de las válvulas venosas puede condicionar la aparición de várices.

Existen muchos factores que predisponen a la aparición de várices como:

-Edad avanzada
-Herencia e historia familiar
-Sobrepeso
-Estar de pie por tiempo prolongado
-Embarazo
-Pastillas anticonceptivas
-Sentarse con las piernas cruzadas por mucho tiempo
-Ropa ajustada
-Lesión directa a las venas
-Terapia hormonal de reemplazo
-Antecedentes de trombosisvenosa

¿Qué puedo hacer para prevenirlas? 
Lo mejor es la prevención como parte del tratamiento:
-Evitar permanecer de pie o sentado durante muchas horas en la misma posición.
-Evitar cruzarse de piernas.
-Elevar las piernas una vez al día, durante 30 minutos aproximadamente.
-Realizar caminatas o ejercicios que favorezcan la circulación.
-Evitar prendas muy ajustadas.
-Utilizar un calzado cómodo y usar medias que favorezcan el retorno venoso.

Tratamiento
El tratamiento es a medida, y se debe analizar cada caso en particular.
El especialista evaluará si el trastorno es solamente estético o si está relacionado con un problema más profundo, por lo cual se piden estudios no invasivos -como un ecodoppler- para establecer el tratamiento más adecuado.

Las arañitas pueden ser efectivamente tratadas en forma segura a través de luz y calor, con el tratamiento láser. El láser NeodiniumYag actúa por FOTOTERMOCOAGULACIÓN SELECTIVA: mediante luz y calor se apunta exclusivamente a cerrar las pequeñas venas sin dañar la piel ni los tejidos vecinos.

Entre sus principales ventajas y por su gran versatilidad es capaz de eliminar telangiectasias y várices de hasta 5 a 6 mm de diámetro, de manera segura, eficaz, continua y progresiva, evitando inyecciones, vendajes, reacciones alérgicas, manchas y demás inconvenientes de la escleroterapia clásica.

El láser vascular puede utilizarse para:
-Telangiectasias de miembros inferiores
-Telangiectasias faciales y corporales
-Várices de hasta 5-6mm
-Angiomas faciales y corporales
-Nevos rubí
-Matting (manchas y angiomas producidos por escleroterapia y/o microcirugía)

¿Cómo es el tratamiento y el post-tratamiento?
El tratamiento consiste en disparar el dispositivo a través de la piel generando la fotocoagulación de las várices y telangiectasias. NO REQUIERE INYECCIONES, VENDAJES NI REPOSO y además PUEDE REALIZARSE EN VERANO. La cantidad de sesiones depende de las características individuales de cada paciente y cada sesión es de aproximadamente 30 minutos.  Con este tratamiento se consigue eliminar las várices sin la necesidad de interrumpir la vida social y laboral, por lo cual se transforma en un método no solo efectivo sino también confortable.