lunes, 12 de agosto de 2013

Lo nuevo: el Thermage ® Total Tip

Recientemente, Thermage desarrolló un nuevo tratamiento para mayor definición del óvalo facial y de reducción de papada. Se trata de un nuevo “TIP” o punta descartable que con la máxima entrega de calor y el mismo perfil de seguridad, logra aplicar mayor intensidad de radiofrecuencia generando mayor calentamiento de la piel, sin aumentar por esto la sensación de molestia. Esto se traduce en mayor producción de colágeno y mayor rapidez en los cambios.

Hay diversos signos que muestran el paso del tiempo sobre la piel además de las arrugas. Uno de los problemas que más preocupan a mujeres y hombres a partir de los 40 años es la pérdida de la definición en el contorno facial.

La flacidez facial es la pérdida de firmeza en la piel del rostro y genera una gran preocupación a nivel estético pues indica de manera inequívoca el paso de los años. Como consecuencia de la flacidez cutánea, zonas del rostro como los pómulos, el submentón (también conocido como ¨papada¨) y el cuello van perdiendo su definición. El aflojamiento de la piel del rostro y el cuello produce un efecto de piel caída que acaba traduciéndose en arrugas marcadas en los surcos nasolabiales y la aparición del doble mentón.

Una de las causas de la flacidez facial, es la pérdida de colágeno y elastina, sustancias que se encargan de dar tonicidad y firmeza a la piel del rostro y cuya producción disminuye con el paso de los años. Se estima que la piel del adulto pierde aproximadamente el 1% de su contenido de colágeno dérmico por año debido al aumento de la degradación del colágeno y la disminución de su producción.

Además del envejecimiento cutáneo y la acción de la gravedad, también influyen otros factores. Uno de los factores a tener en cuenta es una mala alimentación, pobre en aporte de proteínas, necesarias para dar firmeza a la dermis. Cualquier cambio brusco de peso puede traer como consecuencia una pérdida de tonicidad y un aflojamiento de la piel. El tabaquismo y la radiación solar también contribuyen a la degradación de las fibras colágenas.

Hoy en día, existen numerosos tratamientos destinados a combatir estos signos de envejecimiento. La radiofrecuencia sigue siendo una de las herramientas más utilizadas para combatir la flacidez y el envejecimiento cutáneo. Mediante la generación de calor se logran la contracción y engrosamiento de las fibras de colágeno.

Dicha exposición de la piel al calor aumenta la circulación sanguínea del área afectada, estimulando la actividad de las células regeneradoras de colágeno y el proceso de rejuvenecimiento global.

Thermage CPT es la radiofrecuencia monopolar por excelencia, disponible en el mercado desde 1995 y avalado por más de 50 estudios científicos.

Thermage CPT logra reafirmar la piel y redefinir el contorno facial en una única sesión. Esto se logra mediante un dispositivo especial descartable, que detecta el espesor de la piel y transmite la energía necesaria para cada caso.

Para conocer mas sobre Thermage hace click aqui.