martes, 23 de julio de 2013

Como lograr una mirada más joven, iluminada y descansada. Con un contorno despejado y sin líneas de expresión profundas.

La mirada revela el paso del tiempo, el poco sueño y el estrés. Además, la falta de una rutina de cuidados puede empeorar su estado. Algunos consejos y tratamientos para mejorar esta zona.

En el consultorio. Los tratamientos no invasivos aportan soluciones muy efectivas sin necesidad de pasar por el quirófano.

El tratamiento de Thermage para párpados actúa por radiofrecuencia y da firmeza a la piel porque estimula la formación de colágeno en la profundidad de la dermis. Se realiza en una sola sesión y atenúa las líneas de expresión y las patas de gallo. La técnica está aprobada por la Food & Drug Administration de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

Para potenciar sus resultados, el Thermage puede combinarse con toxina botulínica, que relaja los músculos y atenúa las líneas de expresión del tercio superior de la cara (patas de gallo, frente y entrecejo). Lo ideal es aplicarla a partir de los 30 años para prevenir la formación y profundización de arrugas.

Ojeras y bolsas. La zona periocular se puede tratar con láseres fraccionados, que dosifican la cantidad de láser emitido con el fin de dañar lo menos posible la piel de esta zona. Se hace en fracciones, dejando partes de piel sana, para que la agresión sea menor y la recuperación, más rápida. Barre las células superficiales, estimula la regeneración de piel nueva mejorando su calidad. Es ideal para aclarar las ojeras.

Cremas y formulas. La piel de los párpados es extremadamente fina y delicada, es la más fina del organismo. Es sumamente sensible y puede irritarse con el uso de cremas indicadas para el resto de la cara. Necesita de un cuidado especial.

Para reafirmar se usan las ceramidas, elastina, proteínas y vitaminas; para descongestionar, ginko biloba y cafeína, que ayudan a eliminar toxinas. Los antioxidantes colaboran en la protección de la zona; las vitamina A y E, además de humectantes, cuidan especialmente esta piel más delgada; el retinol y la vitamina C son los más efectivos antiage. El ácido hialurónico o la enzima Q10 regeneran. Los factores de crecimiento favorecen la piel de la zona.

Como siempre, es importante hablar con el médico sobre los procedimientos. Y tener conciencia de que se obtendrán mejores resultados si se tienen hábitos saludables: cuidase del sol, no fumar, dormir por lo menos 8 horas, hacer una dieta adecuada y beber dos litros de agua por día.

Para saber más sobre THERMAGE PARPADOS hace click aquí

Para saber más sobre TOXINA BOTULINICA hace click aquí

Para saber más sobre FRAXEL, LASER FRACCIONADO hace click aquí